Página principal

  Deanol

  Smart drugs

  Ginkgo biloba

  Sulbutiamina

  Cafeína

  Suplementación

  Vitamina B12
  Betabloqueantes
  Nutrición
  Eficacia
  Malas sustancias
  Malos alimentos
  Psicofármacos
  Vitaminas

  Consejos dieta

.
 
 

Drogas inteligentes

Página principal Libro "Drogas Inteligentes"

Hace ya tiempo publiqué en algunos medios relacionados con el ajedrez varios artículos sobre las sustancias que pueden mejorar el rendimiento intelectual. Mi relación con este deporte, la aparición de los primeros controles antidopaje y el hecho de que sin duda constituye una competición deportiva en la que existe lucha y confrontación fue lo que me hizo introducir el tema a través de él antes que con otra actividad intelectual. Ahora que estoy terminando de redactar un libro sobre este tema, me parece interesante volver a tratarlo. Reconozco que en algunos lugares de aquellos escritos fui algo radical y que me dejé llevar por las emociones para compensar y contrarrestar la influencia de la opinión pública y de los estamentos oficiales. No es momento ahora de corregir o moderar mis palabras, por lo que quedarán tal como fueron elaborados y la publicación que pronto presentaré será más tranquila a la vez que más rica en contenidos y mucho más extensa.

Sé que puede resultar polémico hablar sobre este tipo de productos, aunque quizás la mayoría de las personas se escandalizan al oír sobre él debido a la utilización del término "droga", que es indudablemente feo. El hombre de la calle, término tantas veces utilizado para referirse a los no especialistas, lo asocia inmediatamente a delincuencia y marginalidad. Lo cierto es que la culpa no es suya, o al menos no toda. Los medios de comunicación no dejan de informarnos sobre delitos cometidos por personas que supuestamente consumen algún tipo de droga perjudicial, que es la que les impulsa a delinquir. Este es un tema ya demasiado tratado y del que podríamos hablar y discutir sin parar, así que me limitaré a señalar que posiblemente no sea la droga en sí la que crea el problema, sino el uso que se hace de ella, uso que viene condicionado por una multitud de factores, tales como la educación del sujeto, su entorno, la sociedad en la que vive, y, por qué no decirlo, las legislaciones de los estados, que son las que deciden si una sustancia debe ser considerada maligna o benigna. Me gustaría remitir al lector a la magnífica y enciclopédica obra de Antonio Escohotado para aclarar este tema.

En nuestro caso nos ocupamos las denominadas drogas inteligentes, traducción del término inglés smart drugs, comúnmente utilizado para designar este tipo de productos. Es también frecuente el uso de la palabra nootrópicos, que procede del griego noús (mente) y trópos (movimiento), dando a entender que se trata de sustancias cuyo objetivo es actuar sobre las capacidades cognitivas. Es cierto que se trata de una definición muy amplia, que podría aplicarse a la gran mayoría de drogas, así que nos parece más apropiado decir que se trata de sustancias que mejoran la inteligencia, el aprendizaje, la memorización y el recuerdo sin efectos importantes a nivel del sistema nervioso central y con un poder tóxico bajo. Para tranquilidad del lector, no estamos hablando de drogas con poder de adicción, sino que estamos utilizando el significado de este término tal como era antes de la grandiosa cruzada que los gobiernos de casi todos los países emprendieron hace tiempo contra esas sustancias que no les reportan beneficios económicos porque no se venden en farmacias.

Quiero dejar bien claro que mi intención no es convencer a nadie de nada, sino simplemente informar. Una vez el sujeto está informado, es libre de elegir como persona que es. La actitud contraria, la oficial y predominante, es criticar y censurar sin antes conocer y aceptar los estereotipos que nos inculcan los gobiernos y quienes están a su lado y de ellos maman. De ahí el motivo de estos artículos y del libro próximo a aparecer: algunos de los que utilizan el órgano con el que piensan, su cerebro, pueden estar interesados en conocer la manera de aumentar su rendimiento sin poner en peligro su cuerpo.
 


Las mejores sustancias para el cerebro

En este artículo nos limitamos a señalar las que John Morgentaler, uno de los gurús del movimiento de las drogas inteligentes, y coautor de las publicaciones Smart Drugs y Smart Drugs II, cita como mejores sustancias nootrópicas. Personalmente haría algunos cambios en esta lista. El mayor problema con que nos encontramos los abanderados de esta causa es que hay pocos ensayos fiables, puesto que los laboratorios y marcas farmacéuticas están más interesados en investigar y promover las sustancias que recetan los médicos, es decir, las drogas oficiales.
 
 

Acetil-L-Carnitina
Es un aminoácido natural que tiene gran diversidad de efectos sobre varios órganos del cuerpo. Ejerce efectos beneficiosos sobre la depresión y protege las neuronas. También tiene un efecto antienvejecimiento. Mejora el metabolismo celular, la memoria, el tiempo de reacción y otras funciones cognitivas. Se puede encontrar en herbolarios, tiendas de dietética y establecimientos de suplementos para deportistas.
 
 

Dhea
Es una hormona esteroidea producida por la glándula adrenal. Se trata del esteroide más abundante en el torrente sanguíneo. Sirve para luchar contra la obesidad. Produce importantes mejoras cognitivas y tiene un efecto anti-envejecimiento. Se puede adquirir en los mismos comercios citados anteriormente.
 
 

Ginkgo Biloba
Mejora muchas funciones cerebrales, incluyendo memoria, atención y concentración.

 

Fosfatidilserina
Nutre las membranas celulares del cerebro y es a la vez un componente suyo. Suplementándose con ella se mejoran muchas funciones cognitivas que tienden a declinar con la edad: memoria, aprendizaje, concentración, estado de ánimo y alerta. Además, mantiene bajos los niveles de cortisol, la hormona interna más destructiva, que se segrega en momentos de tensión y sensación de peligro. La forma más segura y barata de obtenerla es consumiendo lecitina de soja, que de paso servirá para reducir el colesterol.
 
 

Pregnenolona
Algunos autores la consideran uno de los suplementos más efectivos. Tiene por detrás décadas de eficacia clínica y seguridad. Sus efectos incluyen: aliviar el estrés, mejorar y prolongar los niveles de energía, reducir las inflamaciones articulares, mejorar la memoria. Es también antidepresivo. Es difícil de encontrar en España, por lo que para obtenerla hay que acudir a alguna de las smart shops que hay en la Red.

 

Deprenyl
Es, según algunos, la terapia más prometedora en la lucha contra el envejecimiento. Antidepresivo, estimulante sexual y eficaz contra el Parkinson y contra el Alzheimer. Para obtenerla, lo mismo que en el caso anterior.

 

Dihidroergotoxina
Es una de las smart drugs más importantes porque mejora de diversas maneras las capacidades intelectuales y ralentiza el preceso de envejecimiento. Se encuentra en farmacias españolas con el primer nombre indicado.

 

Vinpocetina
Mejora la oxigenación cerebral y la asimilación de energía. Para conseguirla, acudir a smart shops.

 

Centrofenoxina
Es una droga antienvejecimiento. Estimula la actividad química del cerebro, en particular la asimilación de glucosa. Acudir a smart shops.

 

Advertencia

 

¿Quieres saber más?

 


Cantidad de información inédita sobre drogas inteligentes

 

 

 

 

 

 

cannabis
marihuana
costo
hachis
semillas de marihuana
semillas de cannabis
abonos para cannabis
abonos para marihuana

 

 

cannabis
marihuana
costo
hachis
semillas de marihuana
semillas de cannabis
abonos para cannabis
abonos para marihuana

 

 

 
.